Consejos sobre cuidados

Si quieres que tus Lady Ceramic estén contigo mucho tiempo, cuando te los vayas a poner, hazlo relajada, sin prisas. Y si te sientas, por ejemplo, en tu cama para ponértelos o quitártelos, los tendrás para rato, ¡disfrútalos!

Para limpiar las piezas, sumérgelos en agua tibia y jabón. Asegúrate de que sea PH neutro, sécalos con un paño suave de algodón, y guárdalos en su estuche original mientras no los vayas a usar. Está preparado para su correcta conservación.

Comprueba los cierres con frecuencia. Intenta evitar el contacto de tus piezas con cosméticos y/o productos de uso doméstico, el roce con este tipo de productos puede dañar la pieza con el tiempo.

Recomendamos no usar las piezas cuando vayas al gimnasio, para dormir o para ducharte, y si las vas a transportar hazlo en su caja original.